domingo, 29 de septiembre de 2013

Ciencia, brujería y Estupidez

El ibuprofeno es brujería. Maravillosa brujería. Igual que la física cuántica, que también es brujería. El ibuprofeno y la física cuántica son brujería. Todo lo demás es ciencia.
O al menos eso pensaba yo. Perecía claro y evidente, un puro axioma. Pero luego viene "nuestro" ministro el señor "Zodia" explicándonos que el meridiano de Greenwich pasa por Canarias, y claro, eso no puede ser atribuido ni a la ciencia ni a la brujería. Es pura Estupidez.
J.M. Zodia, ministro y doctor en "Jeografía".
 La Estupidez es a mi casi perfecto modelo lo que la gravedad al modelo estándar de la Física: una china en el zapato. Con la diferencia de que la gravedad no dice gilipolleces. ¡Eh, físicos teóricos del mundo! Les cambio la Estupidez por la gravedad (de hecho, empiezo a pensar que la Estupidez es una especie de interacción fundamental en el universo). Igual les encaja en el modelo. Imagínense, "la Estúpida teoría unificada" como modelo de referencia en la explicación de los fenómenos de la Física. Esto huele a premio Nobel. Pero ya estoy divagando otra vez.

Experto en acupuntura.

Desgraciadamente, el paralelismo entre la Estupidez y la gravedad no acaba ahí. La Estupidez también es una fuerza universal inherente a determinado tipo de materia neuronal. Veamos el ejemplo de esta diputada que defendía la eficacia de la homeopatía, acupuntura y otras "terapias naturales" (porque todos sabemos que ir clavándose agujas en el cuerpo es "super natural", esto viene de las plantitas del campo. De hecho, la acupuntura la inventaron los cactus, luego vinieron los chinos y la copiaron como hacen con todo) y para colmo pedía su inclusión en el sistema público de salud.
No se echen manos a la cabeza, no sirve de nada. La Estupidez humana es como el universo, infinita y sigue expandiéndose, por lo que sospecho que el universo está hecho de Estupidez. Pensemos en otro ejemplo: la gente, cuando está triste, ¿qué escucha generalmente? Canciones tristes con las que identificarse y sentirse aún más desgraciados/as (!). Porque evidentemente es mucho más lógico ahondar en tu desdicha que intentar animarse... ¡Ah, no! Perdón, quería decir mucho más estúpido. Y luego hay quien defiende el diseño inteligente. ¡Ellos mismos son la prueba de que están equivocados! Ven, las partículas de estupidez están por todas partes. Al final todos seremos sus víctim... ¿Eh? ¿De qué estaba hablando? Maldito Alzheimer...
Quién necesita que la CIA nos espíe para vivir en una distopía...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada